@AD_ALCORCON 11 SEGURO DE LAS REDES SOCIALES 27/09/17

Buenas tardes a todos, estamos en Miércoles, después de la sesión que os trajimos ayer, hoy en @lawebdelmister vamos con una curiosa iniciativa realizada por el club de 2ª división AD Alcorcón a través de su psicóloga para enseñar el 11 seguro de las redes sociales a la base de su entidad

11 SEGURO DE LAS REDES SOCIALES

1. PIENSA ANTES DE PUBLICAR, ¡PRÁCTICA EL SENTIDO COMÚN!

  • Igual que cuando estás en un partido, piensa dos veces antes de pasar a un compañero que roza el fuera de juego, en las redes sociales, piensa también antes de publicar

2. CUANDO DUDES… ¡PREGUNTA!

  • En los entrenamientos o partidos preguntas las dudas que tienes a tu entrenador o compañeros. En internet, si tienes algún problema o no entiendes algo, recuerda siempre ¡Pedir ayuda!

3. COMPARTIR SÍ, PERO CON PRECAUCIÓN

  • Igual que nuestro entrenador no compartiría información privada del equipo, en redes sociales, protege lo que subes de ti, y también lo que subes de los demás. Tus perfiles, pueden ser tu mejor o tu peor carta de presentación, ¡tú eliges!

4. FAIR PLAY EN LA RED

  • Practica el FAIR PLAY en la red: navega con respeto y deportividad

5. NUESTROS DATOS PERSONALES SON CONFIDENCIALES

  • Igual que no damos la estrategia al rival, en internet tampoco debemos dar nuestros datos personales, especialmente a desconocidos. Cuando compartas información personal, recuerda hacerlo con precaución.

6. LO QUE COMPARTIMOS, PERMANECE.

  • En internet, una vez que escribes o envías algo, perdemos el control sobre ello, y a veces no hay vuelta atrás. Por eso, recuerda tener un comportamiento correcto como lo tienes en un campo de fútbol.

7. PROTEGE TUS PERFILES, COMO DEFIENDES LOS COLORES DE ADA

  • “El mejor ataque es una buena defensa, en internet, la mejor defensa es controlar y asegurar la privacidad de tus cuentas”

8. ¡AMIGOS, SÍ! CIBERAMIGOS DESCONOCIDOS… ¡CON CUIDADO!

  • COMPETIR es mejorar, progresar, luchar cada partido, pero COMPETIR NO es ver quién tiene el mayor número de seguidores y amigos en redes. Acepta a aquellas personas que conozcas a la cara

9. CUIDA TU IMAGEN

  • Si cuidas tu imagen en el campo, poniéndote la equipación limpia y tus mejores botas, recuerda cuidarla también en redes sociales. Presta atención al lenguaje y al vocabulario que empleas, y recuerda, como en el campo… ¡Sin faltas!

10. EVITA MALENTENDIDOS

  • En internet es fácil “meter la pata”. Cuida las cosas que dices y cómo lo dices. Lo que subes lo puede leer mucha gente, y no sabes cómo van a recibir o interpretar tus palabras

11. IMÁGENES Y VIDEOS

  • Envía únicamente fotos y vídeos a gente que conozcas y en quien confíes. Recuerda pedir consentimiento alsubir fotos o vídeos de otras personas
  • IMG_6449.JPG

Ya saben que pueden enviarnos sus comentarios sobre el vídeo en nuestra web

Si lo desean también podemos atenderles en el e-mail

lawebdelmister@outlook.es

TWITTER: @lawebdelmister

facebook.com/lawebdelmister

También puede descargar nuestra aplicación en el siguiente enlace

http://mobincube.mobi/374DIZ

Anuncios

ALEJANDRA FLOREAN: LESIONES DEPORTIVAS (Importancia y prevención) 14/06/17

Buenas tardes a todos, llegamos al ecuador de la semana y como veníamos haciendo anteriormente dedicaremos el Miércoles a la psicología deportiva y lo hacemos de la mano de la psicóloga deportiva Alejandra Florean en una de las publicaciones realizadas en la web Psicólogos del deporte

LESIONES DEPORTIVAS (Importancia y prevención)

Cuando hablamos de lesiones siempre nos remite al cuerpo, pensamos inmediatamente en una rodilla, un brazo o un pie lesionado, pero tras una lesión física hay una lesión en la mente, ya que la mente también se lesiona. Las lesiones deportivas en cualquier parte del cuerpo que ocurran, influirán siempre tanto en lo físico como en lo emocional del deportista. Siguiendo al Profesor García Ucha en su libro Psicología de las Emociones “Muchas de las investigaciones realizadas se basan sobre aspectos fisiológicos de las lesiones que incluyen entrenamiento, biomecánica de movimiento, limitaciones y deficiencias de los entrenamientos y sin embargo ahora se está incrementando la toma de conciencia de los factores sociales y psicológicos que tienen efecto cuando una lesión se produce.”

La posibilidad de que una lesión se produzca tiene varios factores predisponentes:

  • Físicos: podemos resaltar aquí factores como exceso y/o deficiencia de entrenamiento, precalentamiento inadecuado, cansancio físico.
  • Psicológicos: aquí se encuentran muchas variables que pueden predisponer al deportista a una lesión, citaremos algunas:
    • Variables personales que incluyen historia de lesiones anteriores, problemas familiares, pérdidas de seres queridos etc.
    • El estrés que es producido por varias situaciones tales como, demandas de entrenamiento, cambios de estilo de vida, cambio de ciudades o de país, demandas de las competencias, fluctuaciones de la motivación, y todos aquellos sucesos de tipo general que exceden la vida deportiva.
  • Sociales: medios de comunicación, sponsors, padres (cuando se trata de chicos en iniciación deportiva) y familiares. Estos son todos factores que pueden hacer más o menos propenso al deportista a una lesión, o que pueden influir positiva o negativamente al momento de la recuperación. J.M.Buceta señala que según estudios realizados en EE.UU. cada año se produce entre 3 y 5 millones de lesiones deportivas con una tendencia ascendente. Aunque no tenemos cifras en nuestro país, parecería casi lógico deducir que tenemos un alto número de lesiones dado al incremento de la práctica deportiva y la iniciación temprana en los distintos deportes.

Ante tantas lesiones y tantas consecuencias que producen las mismas tanto para el deportista ( miedos, pérdidas económicas, pérdidas de puesto de juego etc. ) y para el equipo si hablamos de deportes en equipo nos vemos obligados a hablar de PREVENCIÓN. Es difícil evaluar todos los factores predisponentes y sus efectos desde cada deportista, pero se pueden ir teniendo en cuenta posibles señales que se anticipan a una lesión, estas pueden ser: Cambios de personalidad o cambios de actitud Factores que en la actualidad puedan actuar como potencialmente estresantes Historia de lesiones anteriores Fortaleza psíquica para afrontar las cargas de estrés y sociales Fluctuaciones de la motivación Déficit atencionales Variaciones de estados de ánimo.

Hay que poder prevenir desde ambos aspectos, tanto físicos como psicológicos, para lo cual habría que tener en cuenta: En relación a la demanda de entrenamiento sería importante ir incrementando progresivamente las demandas físicas que obligue a los deportistas a enfrentarse y controlar la adversidad gradualmente (dolor, cansancio) ayudándolos de ésta manera a que lleguen más “duros” a la competencia. Incluir períodos de descanso físico y mental que eviten sobreentrenamiento. Sobre todo en los momentos que exijan muchas horas de trabajo (competencias seguidas) Variar el planteamiento de las sesiones de entrenamiento de manera que suscite interés y evitar el aburrimiento y en consecuencia una baja en la motivación.

En relación aspecto psicológico, desde ya es difícil trabajar en prevención de lesiones, pero la Psicología del Deporte nos da herramientas para colaborar con el deportista a conocer su cuerpo y su mente, para que el deportista vaya descubriendo sus diferentes estados emocionales y físicos tanto antes como después de una lesión:

  • Aumentando la motivación, estableciendo objetivos posibles y metas de logro
  • Autoconfianza teniendo control de las variables que lo afectan y que puedan tomar decisiones correctas en el momento adecuado
  • Trabajar sobre la influencia del estrés, que puedan reconocer todas aquellas variables que los coloca en una situación estresante y mediante determinadas técnicas puedan alcanzar su estado óptimo
  • Trabajar con los deportistas suplentes que tienen poca actividad y están menos preparados para los efectos del estrés en competencia

Además su tiempo de inactividad los coloca en una situación de ansiedad y estrés que los lleva muchas veces a no medir consecuencias desde lo físico, provocando una lesión o bien reincidiendo en una lesión si su inactividad era por recuperación. El Tiempo es otra variable importantísima: Las competencias muy seguidas logran que muchas veces los tiempos de descanso de los que hablamos anteriormente no se puedan realizar y esto conlleve una sucesión de lesiones. La necesidad de recuperación rápida, muchas veces por exigencias propias, el exceso de responsabilidad, las ansias de competir, la situación de su equipo en determinada competencia, la situación económica personal, la posible transferencia, hacen que la recuperación se reduzca en tiempo.

Otras veces las exigencias externas como los sponsors, las autoridades de la institución, los padres etc. Esto lleva muchas veces a adelantar el regreso a los entrenamientos y/o competencias sin una total rehabilitación, con serias consecuencias para las probables recaídas.
También el querer aprovechar el tiempo al máximo lleva a los deportistas a jugar infiltrados, doloridos, o con vendajes, trayendo esto no sólo lesiones más graves sino también consecuencias para el futuro del Ser humano que ésta más allá del deportista.

Insisto, la prevención y la rehabilitación tienen que ser tanto físicas como psicológicas, el deportista debe llegar en un 100 % a la competencia.
Obviamente éste es un trabajo que se debe llevar a cabo en forma interdisciplinaria, tanto el Entrenador, el Preparador Físico, el Médico, el kinesiólogo y el Psicólogo deportivo, trabajando inserto en el plantel profesional (como lo plantea el Lic. Marcelo Roffé en su último artículo de la Revista) deben trabajar en forma conjunta tanto en la prevención como en la recuperación de los deportistas. El Psicólogo nada podría hacer sin la aceptación y la colaboración tanto de los deportistas como del Entrenador. Puede ser que suene utópico el pensar abordar al deportista desde todos los ángulos pero no es imposible, y es desde esta perspectiva donde la Psicología del Deporte actual intenta colaborar, sumando en beneficio del Deporte en general.

Alejandra Florean

Ya saben que pueden enviarnos sus comentarios sobre el vídeo en nuestra web

Si lo desean también podemos atenderles en el e-mail

lawebdelmister@outlook.es

TWITTER: @lawebdelmister

facebook.com/lawebdelmister

También puede descargar nuestra aplicación en el siguiente enlace

http://mobincube.mobi/374DIZ

FÚTBOL Y RELAJACIÓN 31/05/17

Buenas tardes a todos, vamos a por nuestra última publicación del mes de Mayo y lo hacemos como viene aconteciendo en los Miércoles anteriores con una publicación sobre psicología deportiva, esta vez lo hacemos con la publicación de la web http://www.psicologiaeneldeporte.com

FÚTBOL Y RELAJACIÓN

En este artículo os explicaremos los pasos a seguir para lograr un óptima relajación durante un encuentro. En partidos de suma importancia actitudes como la ira, la pérdida del control de sí mismo, el estrés o el agotamiento se pueden ver paliadas gracias a esta técnica. Siguiendo unos sencillos pasos lograremos relajarnos antes y durante el partido que nos ayudará a lograr un mayor rendimiento durante el mismo.

Condiciones previas: habitación tranquila, cama o sofá, quitar prendas o accesorios incómodos, la cabeza por encima del cuerpo y ojos cerrados.

  1. Inspiración abdominal: Debemos concentrarnos en la parte del abdomen. Debemos empujarlo hacia fuera de forma que nos entre aire en los pulmones. Esta es la parte más difícil de esta técnica. El truco está en que al empujar el abdomen no se mueva la parte media del tronco. Es algo parecido a cuando “sacamos tripa”, pero debemos notar que nos entra aire en los pulmones. Ir probando durante un minuto.
  2. Inspiración troncal: Aquí trataremos de inflar la parte media del tronco. Es muy fácil. Se trata de una respiración normal, sin que sea muy profunda, dado que intentaremos no mover la parte superior de pulmones y hombros. Tras probar un par de veces encadenamos el ejercicio anterior con este: primero “hinchamos la tripa” todo lo que podamos y a continuación inspiramos con la parte media del tronco. Vamos intentando hasta que nos salga más o menos bien.
  3. Inspiración superior: Esta es la parte más sencilla; se trata de inspirar subiendo los hombros y echándolos un poco hacia atrás. Como no es difícil, tras algunos ensayos debemos encadenar los dos ejercicios anteriores con este: Ventral, media y superior, por fases consecutivas.
  4. Expiración: Cuando dominemos la inspiración realizamos la siguiente secuencia encadenada:
    1. Inspiración abdominal
    2. Inspiración ventral
    3. Inspiración superior (se supone que aquí tenemos los pulmones completamente llenos de aire)
    4. aguantamos contando hasta cuatro
    5. con los labios semicerrados empezamos la expiración realizando una especie de soplido hasta que no nos quede aire en los pulmones, lo que nos provocará una breve urgencia respiratoria. Entonces respiramos normalmente.
      El ciclo completo es bastante difícil de controlar, pero tras algunos ensayos lo conseguiremos.
  5. Respiración continua: Cuando ya dominemos las fases respiratorias, debemos lograr una continuidad en la respiración, es decir, que no se noten las fases, evitar el soplido cuando expiramos y tras el vaciado completo poder encadenar otra respiración completa.
  6. Sobregeneralización: Ahora debemos llevar lo aprendido a la vida real. Intentemos respirar en situaciones cada vez más difíciles: con los ojos abiertos, sentados, de pie, andando, en lugares públicos, en medio de una conversación, etc.

¿Por qué funciona esta técnica?

En primer lugar, al respirar ventralmente aumentamos la ventilación pulmonar en más de un 20%.
Adicionalmente, al retener la aspiración unos 4 segundos permitimos la reabsorción de dióxido de carbono, lo que nos produce una desaceleración cardiaca y cierta distensión muscular.
Por último, durante la expiración, podemos realizar un análisis de los grupos musculares para comprobar si existen tensiones inadecuadas.

Ya saben que pueden enviarnos sus comentarios sobre esta publicación en nuestra web

Si lo desean también podemos atenderles en el e-mail

lawebdelmister@outlook.es

TWITTER: @lawebdelmister

facebook.com/lawebdelmister

También puede descargar nuestra aplicación en el siguiente enlace http://374diz.mobincube.mobi/section6661620.html

TÉCNICAS PARA LA MEJORA DE ASPECTOS PSICOLÓGICOS DEL FÚTBOL 24/05/17

Buenas tardes a todos, ayer tuvimos problemas para poder realizar la publicación, hoy Miércoles, desde @lawebdelmister, os traemos la continuación de la publicación de la semana pasada y vamos con las diferentes técnicas para la mejora de los aspectos psicológicos más influyentes del fútbol realizados por efdeportes.

TÉCNICAS PARA LA MEJORA DE LOS ASPECTOS PSICOLÓGICOS MÁS INFLUYENTES DEL FÚTBOL

Este apartado tiene como principal función mostrar algunas de las técnicas empleadas para solventar determinados problemas psicológicos que se le presentan al futbolista:

AUTOINSTRUCCIONES

Las auto-instrucciones suponen un recurso bastante útil a emplear por el futbolista cuando las condiciones del partido no son las que el deportista creía, básicamente existen dos tipos de auto-instrucciones:

a.1. Auto-instrucciones positivas: sirven para potenciar el auto-estima, la motivación, la atención y el rendimiento. Este tipo de auto-instrucciones provoca al sujeto centrarse más en la tarea, y no divagarse por otros terrenos.

a.2. Auto-instrucciones negativas: este tipo de auto-instrucciones se suelen emplear cuando la situación es demasiado adversa para el deportista; siendo autodegradante, crítica y contraproducente e inductora de ansiedad.

    Las auto-instrucciones no se emplean porque los eventos provoquen depresión, enfado, ansiedad, frustración… (Ya que éstos no son inductores de transmitir estos hechos); sino que es la forma de interpretarlos por parte del futbolista.

    Las auto-instrucciones se pueden emplear para:

  • Adquirir destrezas nuevas para que la motivación aumente.

  • Eliminación de hábitos negativos.

  • Iniciación de la acción.

  • Mantenimiento del esfuerzo en situaciones extremas, cuando el foco atencional ha de mantenerse durante un tiempo prolongado

DESENSIBILIZACIÓN SISTEMÁTICA

La desensibilización sistemática es un contracondicionamiento gradual que utiliza la relajación como respuesta incompatible; es decir, con el transcurso del tiempo, una persona puede desensibilizar la ansiedad creada por un determinado problema exclusivamente con una respuesta de relajación óptima.

ENTRENAMIENTO AUTÓGENO

El entrenamiento autógeno se desarrolló en Alemania a principio de la década de los años 30. Consiste principalmente en una técnica de auto-hipnosis con la que se procura centrar la atención en las impresiones que estamos tratando de provocar.

    Etimológicamente la palabra Entrenamiento Autógeno significa ejercitarse por sí mismo, por lo que se trata de una técnica de intervención psicológica que no requiere la presencia de otra persona para llevarse a cabo. Tiene como objetivo una relajación interna conseguida mediante ejercicios formulados con anterioridad.

    El método del EA tiene seis etapas claramente diferenciadas, es conveniente no pasar a la siguiente sin haber dominado previamente al anterior. Cada ejercicio tiene una fórmula verbal particular. Así la frase: “Mi brazo derecho está pesado” se repetirá cuatro veces. Lo mismo se hará con las demás frases.

  • Etapa 1: Sensación de pesadez

  • Etapa 2: Sensación de calor

  • Etapa 3: Los latidos del corazón

  • Etapa 4: La respiración

  • Etapa 5: Calor en el plexo solar

  • Etapa 6: Frescor en la frente.

VISUALIZACIÓN

Según Weinberg, R.S. & Gould, D. (1996) la visualización es un “proceso mental que conlleva la vuelta a la memoria de bloques de información almacenados y el moldeamiento de los mismos hasta formar imágenes significativas”. Se trata de una forma de simulación que se produce en la mente.

    La visualización implica una representación mental de acontecimientos en el que inevitablemente están implicados todos los sentidos.

    La visualización posee numerosos usos:

  1. Mejora la concentración.

  2. Aumenta la confianza.

  3. Controla respuestas emocionales.

  4. Sirve para entrenar destrezas deportivas a nivel mental.

  5. Entrenamiento de la estrategia.

  6. Afrontamiento del dolor y las lesiones.

    Existen dos tipos fundamentales de visualización, por un lado está la visualización interna: que representa mentalmente la ejecución de una destreza desde una posición ventajosa para el futbolista; se hace a partir de una perspectiva en primera persona; por otro lado está la visualización externa, en el que la persona se imagina desde la posición de un observador externo.

    A su vez, la visualización puede emplearse en infinidad de situaciones:

  • Antes y después de los entrenamientos.

  • Antes y después de la competición.

  • Durante los descansos de la acción.

  • En el tiempo libre del deportista.

  • Durante la recuperación de lesiones.

Ya saben que pueden enviarnos sus comentarios sobre esta publicación en nuestra web

Si lo desean también podemos atenderles en el e-mail

lawebdelmister@outlook.es

TWITTER: @lawebdelmister

facebook.com/lawebdelmister

También puede descargar nuestra aplicación en el siguiente enlace http://374diz.mobincube.mobi/section6661620.html

ASPECTOS PSICOLÓGICOS A CONSIDERAR EN EL FÚTBOL 17/05/17

¿Qué tal el Miércoles? Seguimos con el avance de la semana. Unos de vacaciones, otros pensando en el play off del fin de semana, pero desde @lawebdelmister no paramos y vamos con un artículo de psicología deportiva realizado por la web efdeportes

ASPECTOS PSICOLÓGICOS A CONSIDERAR EN EL FÚTBOL

MOTIVACIÓN

La motivación, según García, J. & Llames, R. (1992); puede definirse como: “dirección e intensidad del esfuerzo“. Como puede observarse en esta definición, existen dos parámetros que son cruciales:

  1. Dirección: hace referencia al nivel de atracción por parte del sujeto hacia la tarea.

  2. Intensidad: definida como nivel de empeño que un sujeto pone en la ejecución de la tarea.

    Por lo tanto, y atendiendo a lo anterior, podemos establecer una relación entre intensidad y dirección

Como se ha mencionado anteriormente son diferentes las motivaciones que inducen al sujeto a practicar fútbol, pero alejándonos de esta concepción de motivación, es lógico pensar que el grado de motivación que posea el sujeto, y más en un deporte como el fútbol, puede condicionar el acierto de sus jugadas. A menudo, se observa como multitud de entrenadores dirigen hacia sus futbolistas afirmaciones del tipo: “Hay que dar el máximo de lo que tienes”, “vamos a por todas”… Estas afirmaciones inducen a un enfoque positivista de la motivación del sujeto.

    Existen tres perspectivas fundamentales de la motivación:

  1. Motivación centrada en el rasgo: Basada en la personalidad, las necesidades y los objetivos que posea el futbolista en particular.

  2. Motivación centrada en la situación: El nivel motivacional está centrado e influido por condicionantes externos.

  3. Motivación interaccional: Se trata de una mezcla de las dos anteriores.

    Es de vital importancia conocer los motivos que inducen al sujeto a practicar, en este caso, fútbol, para así orientar nuestro trabajo como futuros docentes hacia el camino escogido de antemano por el deportista. Elaborando situaciones que propicien las necesidades a las que se ven sometidos los participantes, para asemejar la situación lo máximo posible a la realidad, y de esta forma conseguir que el nivel de motivación del sujeto por la práctica del fútbol, ascienda a valores máximos

AUTOCONFIANZA

 La Autoconfianza se define como: “creencia de que se pueda realizar satisfactoriamente una conducta deseada” (Morilla, M. 1994). Esta definición equivale al grado de certeza o seguridad que tiene el sujeto en realizar una determinada acción o habilidad motriz.

    Las ventajas que proporciona la autoconfianza al futbolista son numerosas y en momentos claves o puntuales hacen que el deportista actúe de forma positiva. Dichas ventajas son las siguientes:

  • La confianza produce en el sujeto emociones positivas.

  • La confianza facilita la concentración del sujeto en la tarea realizada.

  • La confianza influye en el gado de consecución de objetivos por parte del sujeto.

  • La confianza hace que aumente tanto la intensidad como la duración del esfuerzo.

  • La confianza interfiere en las estrategias del juego.

  • La confianza afecta a las demás variable psicológicas

    Como se ha viso anteriormente, las ventajas que proporciona la confianza son numerosísimas, a pesar de esto, surge un concepto importante como es el de confianza óptima. Este hecho esta directamente relacionado con el rendimiento del sujeto, esta relación rendimiento-confianza describe una función en forma de U invertida.

Existen diferentes tipos de expectativas que se pueden conformar respecto al futbolista en concreto, estas son las siguientes:

  • Autoexpectativas: Son las que se realiza el sujeto sobre sí mismo, hacen referencia normalmente a deseos. El principal problema que pueden generar las autoexpectativas es que en multitud de ocasiones el futbolista, puede pedir más de lo que realmente puede otorgar, por lo que estas autoexpectativas se convertirían en frustraciones que implicarían al resto de variables psicológicas (ansiedad, estrés…).

  • Expectativas del entrenador: Las expectativas que el entrenador vierte sobre sus deportistas pueden corresponder al nivel del mismo, o en ocasiones generan falsas expectativas.

  • Expectativas del Entorno Familiar: Idéntico al apartado anterior pero en relación con aspectos familiares.

CONCENTRACIÓN

La concentración es un factor comportamental importante a considerar en el transcurso de un partido de fútbol, sobre todo en lo que respecta al parámetro temporal, ya que como hemos observado en muchas competiciones de fútbol, los jugadores están sometidos a un gran esfuerzo físico, y lo que es más importante, extendido en el tiempo. Por eso, puede considerarse a la concentración como un aspecto psicológico a tener en cuenta de forma detallada y pormenorizada.

    Weinberg y Gould (1996), en su libro: fundamentos de psicología del deporte y el ejercicio físico definen el término concentración como: “atención en las señales pertinentes del entorno y mantenimiento de ese foco de atención“. Por lo tanto, la concentración consistiría en focalizar la atención sobre los aspectos más determinantes de la ejecución que estemos realizando, y a su vez, mantener este foco atencional durante el tiempo que perdure la tarea, aunque es evidente que este foco atencional puede fluctuar en momentos puntuales.

    En lo que respecta a las señales pertinentes del entorno, dentro de un deporte como es el fútbol no cuesta trabajo saber cuales son las consideraciones a tener en cuenta: fijarse en la ubicación de la pelota, atender a los desplazamientos del oponente, de los compañeros, condiciones atmosféricas (viento…).

    Existen dos dimensiones que caracterizan las demandas atencionales, la primera hace referencia a la amplitud: permite analizar si la atención está amplia o estrechamente focalizada, es decir, si el futbolista está atento a todo el terreno de juego (amplio), o bien si sólo se fija en la situación de la pelota (estrecho).Por otro lado, la dirección del foco atencional permite averiguar si el futbolista dirige su atención a elementos externos o bien, hacia el interior del sujeto. De estas dos premisas: amplitud y dirección pueden establecerse numerosas posibilidades (foco amplio interno, amplio externo…).

Para optimizar el rendimiento del futbolista, este debe ser capaz de desarrollar los cuatro tipos posibles de atención, vistos en la figura 5, a pesar de esto, y como he mencionado anteriormente, el foco atencional del futbolista a lo largo de un partido cambia, y por tanto, también lo hace su concentración.

    Como se ha podido comprobar, la concentración y atención van unidas de la mano, el profesor García, F. (2001), establece una serie de propiedades para la atención del futbolista como son:

  1. Su carácter fluctuante.

  2. La intensa concentración de la atención es consecuencia de las exigencias que se presentan en el momento de disputar el partido.

  3. El volumen de la atención es pequeño y se encuentra en correspondencia con la necesidad de estar concentrado.

  4. La estabilidad de la concentración de la atención y la capacidad para activarla rápida y eficientemente.

ACTIVACIÓN

 Weinberg, R.S. & Gould, D. (1996) definen el término activación como “Reacción general fisiológica y psicológica del organismo, variable a lo largo de un continuo que va desde el sueño profundo hasta la excitación intensa“.

    El término activación posee tres perspectivas claramente diferenciadas:

  1. Perspectiva Unidimensional: los indicadores fisiológicos correlacionan entre sí perfectamente, y a su vez con los indicadores motores y verbales.

  2. Perspectiva Polidimensional: cada dimensión de la conducta: verbal, motora y fisiológica debe ser tratada de forma diferenciada y no homogéneamente.

  3. Perspectiva Cognitiva: El sujeto es el agente principal, éste construye su realidad de forma activa.

    Hay que tener en cuenta el nivel de activación del futbolista a la hora de que este afronte una competición, e incluso a la hora de programar un entrenamiento determinado. Ser en todo momento conscientes de que altos niveles de activación pueden provocar situaciones de ansiedad si no existe una orientación cognitiva adecuada.

ANSIEDAD

Según Krane, V.; & Williams, J. (1994), la ansiedad es un estado emocional negativo que incluye sensaciones de nerviosismo, preocupación y aprensión, relacionadas con la activación o el arousal del organismo. Según esto, la ansiedad tiene un componente de pensamiento llamado ansiedad cognitiva, y un componente de ansiedad somática, que constituye el grado de activación física percibida. Las fuentes generadoras de ansiedad más importantes dentro de cualquier evento relacionado con el fútbol son las siguientes:

  1. El miedo que puede emitir hacia el fracaso, lo cual genera un nivel de ansiedad elevado sobre todo en lo que respecta a qué dirán los padres, amistades, público… Es decir la ansiedad viene determinada por el desprecio o rechazo que pudiese sufrir en un futuro el futbolista respecto a un punto o partido determinado.

  2. Miedo a no estar a la altura necesaria de la competición, es decir el jugador posee un menosprecio hacia él mismo que genera un alto grado de ansiedad.

  3. Manifestaciones Somáticas y psicológicas.

ESTRÉS

El estrés se define como un “desequilibrio sustancial entre la capacidad de demanda (física y/o psicológica) y la capacidad de repuesta, en condiciones en condiciones en las que el fracaso en la satisfacción de dicha demanda tiene consecuencias importantes” (González, L.G. 2001)

Existen diferentes fuentes que son buenos indicadores del estrés dentro del ámbito que rodea al futbolista, las más importantes son:

  1. Importancia de Evento, por norma general, cuanto más importante es un partido de fútbol, más estrés produce en el deportista.

  2. Nivel de incertidumbre, cuando el futbolista se enfrenta a otro sujeto de condiciones parecidas, la incertidumbre provocada por la misma situación puede ser una fuente de estrés importante.

  3. Nivel de Ansiedad Rasgo que posea el futbolista.

  4. Autoestima, el grado de autoestima del futbolista produce que el estrés sea más o menos relevante.

Captura de pantalla 2017-05-17 a las 14.51.47.png

Ya saben que pueden enviarnos sus comentarios sobre esta publicación en nuestra web

Si lo desean también podemos atenderles en el e-mail

lawebdelmister@outlook.es

TWITTER: @lawebdelmister

facebook.com/lawebdelmister

También puede descargar nuestra aplicación en el siguiente enlace http://374diz.mobincube.mobi/section6661620.html

PATRICIA RAMÍREZ (@PATRI_PSICOLOGA) SÍ SOY CAPAZ Y TU TAMBIÉN 03/05/17

Buenas tardes a todos, seguimos con nuestras publicaciones del mes de Mayo y hoy, como venimos haciéndolo en los Miércoles anteriores, desde @lawebdelmister os traemos una publicación realizada por la psicóloga deportiva Patricia Ramírez  para la web el blog sportlife

SÍ SOY CAPAZ Y TÚ TAMBIÉN

 Dijo Henry Ford, entre otras frases lapidarias, “tanto si crees que puedes, como si no, tienes razón”. Y es que entre lo que dices que eres capaz y lo que eres capaz hay una relación directa. Cuando te hablas con duda, tu mente no tiene claro qué es lo que tiene que hacer. Nuestra mente necesita mensajes claros, cortos, dirigidos a la meta y centrados en lo que tienes que conseguir. La duda debilita y con ello el cerebro deja de emplearse a fondo para conseguir algo, que en un principio, tú estás sugiriendo que no es seguro.

“No sé si estoy preparado”, “es que no me encuentro fino”, “me observo constantemente porque no lo tengo claro”. Incluso siendo reales estos mensajes, el no verte fino, no verte preparado, puestos a competir, no necesitas verbalizarlos. Si no te ves preparado tienes dos opciones, competir o no competir, hacer el examen o no hacerlo, pedirle a la persona que te gusta salir o no pedírselo. Pero si vas, ve. Con seguridad.

La mente necesita que no des pie a la confusión. Cuando el cerebro te ve preparado en la meta de salida pero con tu menta en las Antípodas, no tiene claro si estás preparado para competir, si es seguro hacerlo o qué. Por lo tanto correrá o competirá con indecisión, estando pendiente de lo que puede fallar, de lo que te puede doler, de los distractores. Al fin y al cabo tú no le has dado la orden de aquello de lo que tiene que estar pendiente. Nuestra mente busca protegernos, y competir con inseguridad puede ser síntoma de que algo no está bien y por ello impedirá que estés al cien por cien o que hagas un sobresfuerzo.

Los mensajes y las autoafirmaciones son poderosos. Están directamente relacionados con nuestra forma de sentir y actuar. Si quieres una ejecución segura, háblate con seguridad y rotundidad, sin dejar lugar a la duda.
Además de lo que te digas a ti mismo:

1. Trata de entrenar en algún momento en condiciones similares a las que vas a competir.

2. Todo lo controlable, bajo control. No dejes nada de lo que dependa de ti a la improvisación.

3. Anticípate. No se trata de pensar en dificultades, sino en cómo solucionar los posibles problemas que puedan surgir.

4. Deja de rumiar o pensar en lo que puede fallar. Ocupa tu mente por el contrario con todo lo que tiene que salir bien.

5. Visualiza la competición en el mejor de los escenarios siempre desde el punto de vista de lo que tú controlas.

6. Actúa con determinación: gestos seguros, movimientos firmes, cabeza alta, céntrate en aquello que requiera tu atención. Tu comunicación no verbal y propiocepción son importantes.

7. Si no es ahora, ¿cuándo? Ahora es el momento de salir, de darlo todo, incluso ahora es el momento de fallar y aprender de ese error. Ahora es el momento en el que puedes ponerte a prueba, aunque no obtengas el éxito que deseas. Ahora significa una oportunidad que tienes que aprovechar. Te centras en la oportunidad no en lo que tienes que conseguir al final. Eso ya llegará, ahora o mañana.

8. Si no confías tú en ti, ¿quién lo hará? Tú vales este momento, aunque sea por el tiempo que le llevas dedicado. No vales el premio, vales la oportunidad, el deseo de hacerlo, la preparación, tu entusiasmo…

9. Disfruta del momento, de la carrera, de todo lo que rodea, en definitiva, del camino.

10. Recuerda las cuatros Des: deseo, determinación, decisión y disciplina. Las necesitas para tener éxito en tu competición. Éxito no es ganar, éxito es disfrutar de la oportunidad de competir y de dar lo mejor de ti.

Igual que decía un anuncio que la potencia sin control no era posible, lo mismo te digo de la mente. Por mucho que te hables en términos determinantes y seguros, si no has entrenado, si no tienes la técnica, si no estás bien preparado, es absurdo querer que tu mente haga lo que tu cuerpo no se puede permitir.

Ya saben que pueden enviarnos sus comentarios sobre esta publicación en nuestra web

Si lo desean también podemos atenderles en el e-mail

lawebdelmister@outlook.es

TWITTER: @lawebdelmister

facebook.com/lawebdelmister

También puede descargar nuestra aplicación en el siguiente enlace http://374diz.mobincube.mobi/section6661620.html

GERMAN DIORIO @germandiorio : SACÁNDOLE EL JUGO A UNA DERROTA 26/04/17

Buenas tardes a todos, seguimos con nuestras publicaciones diarias y hoy lo hacemos después de un tiempo con la publicación de nuestro amigo y psicólogo deportivo German Diorio @germandiorio

SACÁNDOLE EL JUGO A UNA DERROTA

Qué difícil es aprender a perder, ¿no? Una derrota dolorosa suele hacer aflorar lo peor de nosotros. A nadie le gusta perder, porque hacerlo nos pone frente a frente con las frustraciones que en algunos casos confirman nuestros propios temores, y eso duele, al punto que nos lleva en algunas situaciones a mostrar nuestra peor cara

En las derrotas duras o dolorosas (y atenti que no hablo solamente de goleadas, porque a veces una caída por la mínima duele más que un traspié abultado) el equipo suele perder el timón y mostrar lo peor de si, y el protagonista (jugador, entrenador) suele sufrir de ceguera táctica y desbordes anímicos, que lo llevan a extremos tales como desaparecer de la cancha o bien a pasarse de revoluciones cometiendo a veces algún hecho de violencia o faltas técnicas que lo llevan a ganarse tarjetas o sanciones que lo sacan del campo de juego.

Esa “peor cara” que mostramos, colectiva o individualmente, nos lleva a hacernos acreedores de los peores conceptos de la tribuna: “es un pecho frio, abandonó el equipo en el peor momento”, o incluso de los reproches de nuestros propios compañeros, que también muestran su “peor cara” entrando en la ronda de pasadas de factura y el echarle la culpa al otro. La autocrítica, en la mayoría de los casos, suele brillar por su ausencia, porque el dolor nos ciega tanto que empezamos a buscar las culpas en los demás, muy lejos de nosotros mismos.

Así, vemos equipos que inesperadamente, y a partir de una sola derrota, caen en un pozo que los lleva a perder irremediablemente varios juegos, la serie (en caso que se tratara de un play off) o, lo que es peor, la confianza en si mismos

Estamos hablando de un comportamiento muy humano, y por ende, la llave para abrir la puerta hacia la recuperación no pasa por otro lado que por la Comprensión.

Lo primero que tenemos que comprender es que dentro de las reglas del deporte se puede ganar, pero también perder, y si la derrota está dentro del menú no hay que tomársela tan a la tremenda, porque el exitismo siempre nos pone ante lecturas equivocadas.

El segundo escalón de comprensión nos debería llevar a aceptar que estamos viviendo un momento doloroso (a nadie le gusta perder) y como tal es normal que ese dolor nos impida ver con claridad las cosas, por lo que es recomendable, en los primeros momentos post derrota, evitar entrar en el juego de reproches. A veces, el silencio es el mejor remedio para esos primeros momentos, porque evita que la bronca nos lleve a decir cosas fuera de lugar o a que saquemos conclusiones equivocadas.

Una vez superado ese instante inicial de dolor, es vital empezar a buscar culpas o razones en uno mismo. Es muy humano empezar a mirar hacia afuera, y eso inevitablemente hace que pongamos el foco en los demás, alejándonos de nosotros mismos, que seguramente nos habremos mandando nuestras macanas para contribuir al mal generalizado que nos llevó a perder. Cuando un “Equipo” pierde, nadie está libre de pecado, para algo hablamos de “Equipo”, ¿no? Y si arrancamos el análisis por nosotros en lugar de por los otros, mucho mejor.

A la hora de entrar en el análisis grupal, es mucho más sano y curativo encararlo desde el “¿qué podríamos haber hecho para evitarlo?”, que desde el “la culpa la tuvo…”. Construir es obviamente más edificador que destruir, y la idea es recomponernos para el próximo juego, así que…

Y una vez cerrado el ciclo de la “autocritica” individual y colectiva, es clave volver para atrás, hasta momentos antes de salir a la cancha, y recordar como nos sentíamos ahí y cómo fue el camino que nos llevó hasta este momento. Las sensaciones a veces nos gobiernan, y es natural quedarse con sensaciones desagradables cuando nos toca perder, por lo que el mejor camino para reinstalar la confianza es volver para atrás y recordar los buenos momentos que vivimos en el camino hacia este juego. Porque en definitiva, fuimos nosotros los que llegamos hasta este punto, y algo bueno habremos hecho en el camino, ¿no?

Ni éramos tan buenos antes, ni somos tan malos ahora.

@germandiorio

Ya saben que pueden enviarnos sus comentarios sobre esta publicación en nuestra web

Si lo desean también podemos atenderles en el e-mail

lawebdelmister@outlook.es

TWITTER: @lawebdelmister

facebook.com/lawebdelmister

También puede descargar nuestra aplicación en el siguiente enlace http://374diz.mobincube.mobi/section6661620.html

LORENA COS @lorenacos EL DESCANSO DEL PARTIDO, UNA OPORTUNIDAD 19/04/17

Buenos días a todos, seguimos con el avance de la semana y volvemos a nuestras publicaciones de psicología deportiva, hoy desde @lawebdelmister lo hacemos con un nuevo artículo realizado por la psicóloga Lorena Cos  en la web sphera sport

EL DESCANSO DEL PARTIDO, UNA OPORTUNIDAD

Las charlas grupales o individuales que el entrenador realiza con sus jugadores se convierten en una poderosa estrategia de comunicación. Hemos hablado en muchas ocasiones de la importancia del mensaje que se transmite antes del competir, de la gestión emocional postpartido y ahora hablamos del descanso, una oportunidad ideal que hay que saber aprovechar. Este es el momento de aportar a los jugadores una visión externa del transcurso de la primera parte para que tengan la oportunidad en la segunda de mejorar, cambiar o incluso de seguir como lo estaban haciendo.

¿QUÉ DIGO?

Siempre se busca acertar con el mensaje y a veces no resulta tan sencillo. Hablamos de un espacio de tiempo que viene acompañado de una alta activación, por mantener lo trabajado hasta entonces o incluso por conseguir lo deseado. Muchos entrenadores se dejan llevar por el estallido emocional del momento pero lo ideal sería actuar con serenidad, aprovechando la posibilidad de hablar con su equipo para reforzarlo y reconducirlo hacia el objetivo.

Hay que transmitir la información que se considere oportuna siempre en beneficio del equipo, además de tranquilizar y dar confianza a sus jugadores para que crean en sus posibilidades.

Es importante tener en cuenta que según la edad de nuestros deportistas se debe de adaptar el mensaje a sus características (cuidar la expresión, el vocabulario, el tono …). Muchas veces por desahogo personal nos apetecen decir cosas que no ayudan, por eso es importante pensar primero en lo que quiero conseguir y después identificar qué mensaje será el más adecuado para ello.

EL TIEMPO

Contamos con muy poco tiempo por lo que debemos pensar muy bien lo que vamos a transmitir y cómo lo vamos a estructura para poder ir directamente a lo que nos interesa resaltar. Importante dar 2-3 minutos de silencio antes de empezar para que puedan descansar y tengan tiempo de recuperarse antes de prestar atención al entrenador.

PAUTAS QUE PUEDEN AYUDAR

  • Adelantarnos al descanso organizando la información que se quiere dar nos permitirá ahorrar tiempo.
  • Utilizar mensajes sencillos, cortos, claros y sin demasiada información.
  • Dar indicaciones de manera general y centrarse personalmente en aquellos jugadores que necesiten más atención.
  • Utilizar el refuerzo positivo en el descanso es fundamental, destacar lo que se ha conseguido en la primera parte y lo que se está haciendo bien.
  • Marcar pequeños cambios sin plantearlos como errores o críticas. ¿En qué podemos mejorar?
  • Recordar que el cuerpo también habla, mantener una coherencia entre la comunicación verbal y no verbal.
  • Transmitir confianza hacia el grupo y sus posibilidades, las dudas provocan inseguridades.
  • Realizar las correcciones de manera positiva ayudara a que sean mejor recibidas y mucho más efectivas.

¿QUÉ DEBEMOS EVITAR

  • Centrarse en remarcar los errores que se cometieron, así conseguiremos que salgan pensando en el error y no en la oportunidad.
  • Explicar conceptos nuevos ya que en el descanso no hay tiempo para adquirirlos y procesarlos.
  • Sorpresas inesperadas que puedan descolocar al vestuario.
  • Desbordar las pizarras y bloquear las cabezas de los jugadores con excesiva información.
  • Estallidos de emociones extremas que puedan desestabilizar al grupo.
  • Las broncas y los reproches. Esto nos puede llevar a perder a varios jugadores para todo el partido.

¿QUÉ QUEREMOS CONSEGUIR

  • Llevar a nuestros jugadores hasta el estado de ánimo apropiado junto a las directrices necesarias para afrontar la segunda parte de manera óptima.
  • En función de las edades habrá que reorganizar la información y la manera de transmitirlo pero sin olvidarnos de que la clave está en resaltar el trabajo bien hecho y dar pautas que ayuden a reconducir al equipo hacia el objetivo.
  • Recordar que utilizar el descanso para reprochar lo que no se hace o lo que se hace mal no os ayudará a conseguir lo que buscáis, para eso ya tendréis tiempo al día siguiente. Aprovechar la oportunidad y comunicar de manera óptima.

@LORENACOS

Ya saben que pueden enviarnos sus comentarios sobre esta publicación en nuestra web

Si lo desean también podemos atenderles en el e-mail

lawebdelmister@outlook.es

TWITTER: @lawebdelmister

facebook.com/lawebdelmister

También puede descargar nuestra aplicación en el siguiente enlace http://374diz.mobincube.mobi/section6661620.html

LORENA COS @Lorenacos: EL MENSAJE DEL ENTRENADOR AL ACABAR EL PARTIDO 05/04/17

Buenas tardes a todos, estamos avanzando la semana y después de nuestra sesión de ayer hoy volvemos con una publicación realizada por la psicóloga deportiva Lorena Cos @lorenacos en la web de Shpera sport

Lorena Psicóloga Deportiva. Ex psicóloga en C.E Sabadell F.C., Club Deportivo Oliver (Zaragoza), selección Aragonesa Sub-18 en el 2014, Subcampeones de España. Cofundadora de PSUPERA, empresa centrada en la optimización del rendimiento.

EL MENSAJE DEL ENTRENADOR AL ACABAR EL PARTIDO

Durante toda la semana la atención está puesta sobre el partido, en su preparación, en la alineación, en el rival, en su transcurso… pero ¿qué pasa al acabar? ¿Cómo gestionamos ese momento sea favorable o no?

Al terminar el partido todos sabemos que el estado de ánimo de los jugadores, del entrenador y del resto de cuerpo técnico cambiará en gran medida según haya sido el resultado final por lo que todos somos conscientes de que no es el mejor momento para comentar nada. En el deporte el componente emocional está muy presente y además se encuentra muy aferrado al resultado lo que provocará constantemente un carrusel de emociones.

Si hemos ganado el partido transmitiremos nuestra alegría de manera controlada y felicitaremos al equipo, si por contra hemos perdido evitaremos hacer reproches, correcciones o decir cosas de las que luego nos podamos arrepentir, ya tendremos tiempo para hablar cuando el nivel de activación sea el adecuado y sin tener que dejarnos arrastrar por el momento.

Sería conveniente como entrenadores mantener un equilibrio emocional, ni un exceso de adrenalina ante la victoria ni un decaimiento abismal ante la derrota para transmitir al equipo estabilidad y serenidad en la manera de actuar.

Es importante respetar y conceder ese espacio al acabar la competición para que los jugadores puedan expresar y liberar sus emociones ya que resulta necesario para empezar con fuerza la nueva semana de trabajo. Este tiempo será también muy útil para el entrenador ya que le permitirá con calma seleccionar la información que considere relevante y estructurarla en beneficio del equipo.

El primer entrenamiento después del partido sería el momento más acertado para poder comentar todo lo necesario. Aquí los jugadores ya habrán tenido tiempo de reflexionar y estarán más tranquilos para poder tener un diálogo del que se pueda sacar conclusiones y por tanto que permita crear un espacio de aprendizaje en base a ello.

  • Es conveniente empezar señalando y reforzando lo que el equipo hizo bien para que tomen consciencia y genere confianza, posteriormente ir introduciendo las correcciones ya que serán más receptivos en este orden.
  • Intentaremos no individualizar en los errores para no señalar directamente a nadie y si tuviéramos que hacerlo sería mejor hacerlo en privado ya que de otra manera puede tener consecuencias peores de las que tratamos de corregir.
  • Aquí nos ayudaría mucho el poder contar con la posibilidad de disponer de material visual que nos apoye aportando argumentos de calidad y validez. De esta manera podremos demostrar a los jugadores que las observaciones que les hemos ido haciendo son ciertas y objetivas sin lugar a la duda o al pensar que es una opinión subjetiva basada en la relación que se tiene o no con el deportista en cuestión.
  • No tengamos resistencia al hablar individualmente con nuestros jugadores, es importante conocerlos, no sólo técnicamente. Ese conocimiento sobre cómo reaccionan o qué piensan también te ayudará para trabajar en el campo y sacar el máximo rendimiento a tu equipo.

@lorenacos

Ya saben que pueden enviarnos sus comentarios sobre esta publicación en nuestra web

Si lo desean también podemos atenderles en el e-mail

lawebdelmister@outlook.es

TWITTER: @lawebdelmister

facebook.com/lawebdelmister

También puede descargar nuestra aplicación en el siguiente enlace http://374diz.mobincube.mobi/section6661620.html

LUIS ALCOLEA (@CDCanillas): LO FÁCIL ES MIRAR HACIA MALLORCA 29/03/17

Buenas tardes a todos, sigue avanzando la semana y volvemos con nuevas publicaciones, hoy desde @lawebdelmister vamos con la realizada por el psicólogo deportivo Luis Alcolea  en la web de su club CD Canillas (Madrid)

LO FÁCIL ES MIRAR HACIA MALLORCA

¡¡Lamentables las imágenes que se han mostrado en todas las televisiones y medios de comunicación¡¡

Padres descontrolados a puñetazo limpio, niños entre ellos, no se sabe si separándolos o defendiéndoles, gente corriendo de un lado para otro, y una señora gritando “que hay niños”, como recordándoles, por si alguno no se había dado cuenta, que ese era el motivo por el que se encontraban allí; ver a sus hijos hacer deporte y divertirse, jugar a lo que más les gusta.

Los días siguientes: las imágenes se siguen exponiendo, los responsables deportivos de los Clubes implicados intentando explicar lo inexplicable, otros repitiendo los mensajes educativos tantas veces repetidos, las Autoridades Deportivas y Administrativas investigando y actuando de oficio, buscando en la Ley donde se puede fiscalizar semejante despropósito, padres desfilando por los Juzgados para vergüenza de sus hijos, familias, amigos y vecinos, y unos niños castigados sin jugar.

Y ahora todo el futbol base mirando hacia Mallorca, escandalizados, como si no fuera con nosotros, como si fuera algo infrecuente que necesitamos entender, unos “descerebrados” que no nos representan. Pero no nos equivoquemos, no caigamos en la hipocresía, el futbol base que se juega en Mallorca es el mismo futbol que se juega en nuestra Comunidad, lo ocurrido no es un hecho aislado ni puntual, situaciones similares ocurren todos los fines de semana en muchos terrenos de juego de nuestra geografía.

¡Vale¡, puede que lo que hemos visto sea un tanto desproporcionado, incluso se puede argumentar que la violencia física, afortunadamente, es la más inusual, pero otras formas de agresión, verbales, psicológicas y materiales, están al orden del día, se dan de manera sistemática en todas las categorías, desde pre benjamines hasta juveniles. En esta ocasión son los padres los protagonistas, pero todos los que formamos parte del futbol base debemos de considerarnos responsables, todos somos participes y todos deberíamos de revisar lo que estamos haciendo, y qué de lo que hacemos es la antesala de lo que hemos visto.

Lo de los padres y madres no es peor que lo de otros grupos, pero es lo más reprochable; porque son sus hijos, porque está en juego su formación como deportistas, porque podrían hacer un uso productivo del deporte para el futuro de sus vástagos, y lo desaprovechan. Insultan sistemáticamente a los árbitros, en muchas ocasiones gravemente, en otras con comentarios humillantes, ridiculizantes. Increpan a los jugadores, propios y rivales, agreden a los entrenadores cuestionando sus decisiones inadecuadamente o incitando a sus hijos a que los desobedezcan. Se enfrentan entre ellos y en ocasiones se citan fuera de la instalación para resolver su ignorancia, como si fueran adolescentes.

También agreden a sus hijos, desde el derecho parental, los ridiculizan delante de sus compañeros, los martirizan con comentarios continuos, los rechazan cuando no responden a sus expectativas, los sobrepresionan para satisfacer sus necesidades. Otros tienen perfiles antisociales, son violentos y maleducados en sus formas, y encuentran en el futbol un lugar donde liberarse con impunidad.

Hace unas semanas asistí a un partido infantil, eran las 9,30 de la mañana de un frío domingo de febrero, el cuerpo pedía un café o un vaso de ese caldo que preparan en muchas instalaciones. Al iniciarse el partido apareció un padre muy animoso agarrado a una cerveza, su voz era potente y muy poco pudorosa, empezó animando, se movía con mucha soltura, no era la primera vez que lo hacía, inmediatamente comenzó a dar mensajes a arbitro y jugadores, eran ofensivos pero camuflados con un toque de humor para regocijo de otros padres que le jaleaban, parecía que se estaba divirtiendo pero no era verdad, estaba tenso. En el descanso volvió al bar a “reponer fuerzas” y entrar en calor, y volvió a la carga iniciada la segunda parte. El partido empezó a ponerse cuesta arriba y continuó con su engaño, más comentarios y más fuertes, pero cada vez con menos criterio y  objetividad. En eso apareció otra persona que saludaron como “Presi”, se incluyo en el grupo de los chistes, conocía al protagonista, le regalo una bufanda del Club para que los “representara”, el resultado empeoro y el gracioso empezó a enfadarse, estaba “respaldado” por compañeros y Club, el humor fue perdiendo terreno y los comentarios finales son innombrables, nadie le dijo nada, también a eso estaban acostumbrados.

En un lado quedan los numerosos padres y madres competentes, discretos, educados y educadores, a ellos solo les queda aguantar y soportar.

En otro sitio, al lado de los niños, están los entrenadores. Hace unas semanas un entrenador de infantiles se dejo un papel pegado en la pared del vestuario, era una hoja cutre, improvisada para el momento, en la parte de arriba estaba reflejada la alineación del equipo y el dibujo táctico con el que iban a competir. A continuación se incluían varias frases dirigidas a los jugadores, a falta de recursos (que existen pero que a buen seguro desconoce) para motivar e influir en la competitividad de los niños escribía, entre otras; “Motivación: derbi y nos querrán joder xq es lo único que se juegan….  Comentarios de los padres: solo somos fulanito y ya: a callar bocas…”. Así predisponía a los niños, ya estaban preparados para interpretar y responder a todo lo que fuera sucediendo en el campo, un abuso imperdonable desde el poder de su posición.

También protestan al árbitro, de forma arbitraria, más cuando pierden que cuando ganan, con agresiones gestuales y descalificaciones airadas. Se enzarzan en discusiones con los entrenadores contrarios, utilizan un vocabulario impropio cuando se trabaja con niños, y todo lo hacen delante de ellos, sin ningún pudor, sin ningún respeto.

Finalmente están los jugadores, niños y jóvenes en edad de formación, que hacen lo que aprenden y se les enseña; desde los Clubes con los Programas Deportivos que implementan y la Filosofía Deportiva adyacente, con la forma de hacer y de entender el deporte de base; desde los entrenadores con las indicaciones que reciben, con lo que premian y reprochan; y desde los padres con la educación que les trasmiten, con el ejemplo que les dan, con lo que les comentan antes, durante y después de cada entrenamiento y partido.

Una mañana soleada, hace ya muchas fechas, presenciaba un partido de benjamines, el partido trascurría con normalidad y en un lance normal del juego un jugador le arrebato a otro la pelota, que cayó al suelo por la inercia del movimiento, el primero disparo a portería y consiguió un gol muy celebrado por sus compañeros. El defensa se enfado, nervioso protesto al árbitro, se agitaba frustrado y rabioso. En la primera oportunidad que tuvo propino una patada al goleador, después se acerco a él poniendo su cara a un centímetro del rival, en un gesto imitativo del algún jugador conocido, le dirigía palabras que, desde mi posición, no conseguía descifrar, lo hizo varias veces, incluso cuando el balón no estaba en juego. Aunque me dieron ganas de ayudar, me contuve esperando que alguien hiciera algo, le atendiera o le enseñara, nadie dijo ni hizo nada, ni el árbitro, ni los entrenadores, ni ningún padre. Al finalizar el encuentro me acerque al árbitro para asegurarme que lo había visto, era un chaval joven que también estaba aprendiendo, me confirmo que lo había presenciado, le pregunte y comentamos alguna forma de intervenir en situaciones similares, se mostró agradecido. Después me dirigí al entrenador del agresor, no me dejo hablar, preferí no insistir. Por último, estuve hablando con el chico agredido, todavía estaba algo asustado, le felicite por su respuesta y la gestión que había hecho de la situación, le anime a continuar en esa línea, y le agradecí que fuera tan gran deportista, lo hice delante de sus compañeros.

¿Cómo se soluciona esto? ¿Cuáles son las medidas a tomar? ¿Por qué no aprendemos? ¿Qué tiene que pasar para que nos decidamos a resolverlo? Parte de lo que pasa tiene que ver con una cultura heredada que acompaña al futbol desde hace décadas y que sigue vigente en nuestros días, es verdad, pero eso no debe de justificar que lo demos por bueno. Hay que seguir trabajando, son otros tiempos, desde el CD Canillas lo venimos haciendo en los últimos años, pero no es suficiente. Lo que ha ocurrido en Mallorca podemos vivirlo como una oportunidad, solo si optamos por lo más difícil;

MIRARNOS A NOSOTROS MISMOS

Luis Alcolea => Área Social CD Canillas

Ya saben que pueden enviarnos sus comentarios sobre esta publicación en nuestra web

Si lo desean también podemos atenderles en el e-mail

lawebdelmister@outlook.es

TWITTER: @lawebdelmister

facebook.com/lawebdelmister

También puede descargar nuestra aplicación en el siguiente enlace http://374diz.mobincube.mobi/section6661620.html