@josepcorbella ¿POR QUÉ SE ALARGA LA VIDA DE LOS FUTBOLISTAS DE ÉLITE? 20/09/17

Buenas tardes a todos, como bien comentamos ayer, estamos intentando centrarnos una vez más de lleno con @lawebdelmister y sus publicaciones diarias, hoy vamos con un artículo realizado por Josep Corbella en el periódico La Vanguardia

¿POR QUÉ SE ALARGA LA VIDA DE LOS FUTBOLISTAS DE ÉLITE?

La carrera de los jugadores de élite se alarga gracias a los avances en medicina deportiva y a la creciente profesionalidad de las estrellas

Dani Alves, de 34 años, ha jugado dos de las tres últimas finales de la Champions y aspira a jugar una tercera este año. Cristiano Ronaldo, de 32, ha ganado el último Balón de Oro. Leo Messi, de 30, se encuentra en plenitud y nada hace prever que vaya a entrar pronto en declive.

Son tres ejemplos, entre otros muchos, que cuestionan el estereotipo de que la carrera de los futbolistas empieza a declinar cuando superan la barrera simbólica de los 30 años. Según este estereotipo ampliamente aceptado, un futbolista puede ser considerado joven hasta los 25, alcanza su máximo rendimiento entre los 25 y los 30 y después va a menos.

El alargamiento de la vida profesional de los deportistas se observa también en otras disciplinas. Rafa Nadal ha recuperado a los 31 años la posición de número 1 del mundo en el ranking de la ATP. Justin Gatlinse ha proclamado a los 35 años campeón del mundo de los 100 metros lisos. Pau Gasol sigue siendo decisivo con 37 años. También con 37, Ruth Beitiaganó el año pasado el oro en salto de altura en los Juegos de Rio. Núria Picasacaba de ganar la Ultra Trail del Mont Blanc a los 40…

“Hay un declive fisiológico inevitable de las capacidades físicas del organismo”, informa Marc Roig, de la Universidad McGill de Montreal (Canadá). Pero este declive “no llega a la misma edad para todas las capacidades y se puede retrasar en parte” con la prevención de lesiones y un entrenamiento bien hecho.

La capacidad que antes empieza a declinar es la velocidad punta, que alcanza su nivel máximo entre los 20 y los 25 años. El velocista Usain Boltha alargado su carrera hasta los 30, pero fijó el récord mundial de los 100 metros lisos en 9s58 cuando tenía 22 años, una marca que nunca volvió a alcanzar. Gatlinganó el Mundial con 9s92, un registro más lento pero que supone un récord para un atleta de 35 años.

“Las fibras musculares de contracción rápida son las que antes perdemos”, explica Roig. Además, “se produce un deterioro de la capacidad del sistema nervioso para contraer los músculos de manera rápida y bien coordinada”

Así, los futbolistas que más dependen de la velocidad punta, como carrileros y extremos rápidos, son los que antes pueden experimentar un descenso en su rendimiento. Los centrocampistas, en cambio, dependen más de una capacidad cardiorrespiratoria propia de corredores de fondo, que llega a su nivel máximo más tarde que la velocidad punta, y que se puede entrenar y mantener hasta edades más avanzadas. Como referencia, el keniano Dennis Kipruto Kimettoestableció el actual récord mundial del maratón masculino en 2h02s57 cuando tenía treinta años.

También la fuerza muscular, que suele alcanzar su nivel máximo entre los 25 y los 30 años, se puede mantener a un nivel competitivo con un entrenamiento adecuado, señala Montserrat Bellver, responsable de los servicios médicos del Centre d’Alt Rendiment-Consorci Sanitari de Terrassa.

Igualmente importantes son las aptitudes neuromusculares, que incluyen tanto los reflejos como la coordinación. Estas aptitudes están condenadas al declive porque se reduce la capacidad del sistema nervioso de activar músculos con rapidez. Pero ningún estudio ha establecido a qué edad son óptimos la coordinación y los reflejos. Y, aunque vayan a menos, los deportistas que más los han ejercitado parecen conservarlos a un nivel suficiente para seguir compitiendo, señala Marc Roig. Entre los ejemplos, destacan el caso de Fernando Alonso, que a sus 36 años sigue siendo valorado como un buen piloto, y el de Gianluigi Buffon, que tiene 39 años y ha jugado dos de las tres últimas finales de la Champions como Dani Alves.

Si la vida profesional de los deportistas de élite se está alargando es, por un lado, por los avances en medicina deportiva; por otro, por un cambio de actitud entre una mayoría de profesionales, que se cuidan más que años atrás y que han aprendido a adaptar su manera de jugar a cómo cambia su cuerpo con la edad.

Hoy en día a los futbolistas de primer nivel se les hace un seguimiento médico individualizado, con analíticas frecuentes, control de peso diario y técnicas para medir qué proporción de grasa y de masa muscular tienen en el cuerpo. También se les hacen registros de actividad eléctrica de los músculos para valorar el estado de las fibras y si hay riesgo de lesiones inminentes. “Los cuidamos como a astronautas”, resume un médico que trata a futbolistas de élite.

A todo ello se añade un control estricto de la dieta, que se diseña de manera individualizada. Se tiene en cuenta la cantidad de grasas, carbohidratos y proteínas que necesita cada futbolista, así como si les conviene tomar suplementos de alguna vitamina, mineral u otros micronutrientes.

Montserrat Bellver, que preside la Societat Catalana de Medicina de l’Esport, recalca también la importancia de la recuperación muscular tras los esfuerzos gracias al trabajo de los fisioterapeutas, así como de una planificación rigurosa de los entrenamientos para evitar sobrecargas.

Si un futbolista se adapta a los controles y sigue las recomendaciones del equipo médico, podrá disfrutar de más años de alta competición que si no se cuida. Ronaldinhoes citado entre especialistas en medicina del deporte como un caso paradigmático de ocaso prematuro. Fiando su carrera a su extraordinario talento, prefirió la juerga a la disciplina. Carlo Ancelotti, cuando era su entrenador en el Milan en el 2009, sentenció: “El declive de Ronaldinho no me sorprende; su condición física siempre ha sido precaria”. Ronaldinho tenía entonces 28 años.

En el extremo opuesto se cita a Dani Alves. Respetado como un jugador que se cuida en extremo, sigue en la élite a los 34 años.

Pero no basta con la determinación para cuidarse para mantenerse entre los mejores cuando empieza el declive físico, coinciden en señalar los especialistas. Es necesario también tener la inteligencia de saber adaptar la manera de jugar a cómo cambia el cuerpo. Leo Messino juega hoy igual que hace cinco años. Tampoco Rafa Nadaljuega igual.

En un revelador artículo publicado el pasado junio en El País, su tío y entrenador, Toni Nadal, explicó que en el 2008 era un jugador “joven y brioso, cuyo tenis manifestaba ciertas carencias técnicas que superaba felizmente gracias a un juego basado en la impetuosidad, la intensidad y la fuerza mental”. Para suplir aquel ímpetu juvenil que sabía que iba a perder, Nadal “ha mejorado técnicamente casi todos sus golpes; hoy estamos frente a un jugador mucho más maduro y convincente [que] ya no necesita basar tanto su juego en su físico”.

Aun así, pese a los avances en medicina del deporte y a la motivación de los profesionales por seguir compitiendo al máximo nivel, el declive fisiológico es inevitable, como recuerda Marc Roig, de la Universidad McGill. Usain Bolt se ha retirado este año. En un futuro no muy lejano deberán hacerlo los otros deportistas citados en este reportaje. Pau Gasol, Fernando Alonso, Ruth Beitia, Cristiano Ronaldo y, posiblemente en algún momento de la próxima década, Leo Messi.

No son casos excepcionales; el alto rendimiento de los deportistas de élite más allá de los 30 años se ha convertido en la nueva norma. “Tenemos Messi para rato, ha aprendido a ser igual de determinante economizando movimientos”, valora uno de los especialistas consultados. El mismo elogio, naturalmente, podría aplicarse a Cristiano Ronaldo. “Piense que los 35 son los nuevos 30”.

FACTORES QUE EXPLICA QUE LOS FUTBOLISTAS DE ÉLITE PUEDAN MANTENERSE AL MÁXIMO NIVEL A EDADES CADA VEZ MÁS AVANZADAS

COORDINACIÓN MOTORA

  • No está establecido a qué edad es óptima. Cuanto más se entrena desde edades más jóvenes, mejor se mantiene a largo plazo

PSICOLOGÍA

  • La mayoría de deportistas de élite se cuidan más que en el pasado. Además aprenden a adaptar su manera de jugar a cómo cambia su cuerpo

DIETA

  • Un control estricto de la dieta ayuda a mantener el cuerpo del deportista de élite en un estilo de rendimiento óptimo y a minimizar el riesgo de lesiones.

CAPACIDAD CARDIORESPIRATORIA

  • Un entrenamiento adecuado la mantiene a nivel competitivo por lo menos hasta los 35 años

FUERZA MUSCULAR

  • Es máxima entre los 25 y los 30 años pero se puede mantener sin grandes pérdidas hasta alrededor de los 40 años

VELOCIDAD PUNTA

  • Es máxima entre los 20 y los 25 años. Después declina inevitablemente, aunque un entrenamiento a medida ayuda a frenar el declive.

PREVENCIÓN DE LESIONES

  • Las técnicas para monitorizar el estado de los músculos han mejorado la prevención de lesiones musculares en los últimos años. Las lesiones de ligamentos también se han reducido respecto a años atrás. Las fracturas óseas son hoy excepcionales. Pero el desgaste de los tendones y sobre todo de los cartílagos, que actualmente es irreparable, pueden propiciar una retirada prematura.

Ya saben que pueden enviarnos sus comentarios sobre el vídeo en nuestra web

Si lo desean también podemos atenderles en el e-mail

lawebdelmister@outlook.es

TWITTER: @lawebdelmister

facebook.com/lawebdelmister

También puede descargar nuestra aplicación en el siguiente enlace

http://mobincube.mobi/374DIZ

Anuncios